(II de III) SOBRE LA EFICIENCIA Y EFICACIA DE LAS PEQUEÑAS FIRMAS DE AUDITORIA

Entrada original publicada en estebanuyarra.com

Amanecer en Aizkorri (Bizkaia) agosto 2020

Tal y como anuncié hace unos días en mi primer post de la serie, esta segunda entrega hace referencia al artículo publicado en el número 23 (octubre 2019) de la revista Técnica Contable y Financiera (Wolters Kluwer) sobre el tema de la organización interna de los despachos y pequeñas firmas de auditoría, que siempre me ha interesado y que, como consecuencia de la norma de control de calidad interna de los auditores (NCCI), de la Ley de Auditoria de Cuentas (LAC) con su artículo 28, y de los convulsos efectos organizativos y operativos provocados por el coronavirus, se ha convertido en un objetivo prioritario a acometer de forma inmediata una vez terminado esta nada usual pausa vacacional de agosto.

Las reflexiones y, sobre todo las conclusiones expuestas en el citado artículo, adquieren una especial relevancia en las actuales circunstancias que, a buen seguro, serán de gran ayuda para diseñar el nuevo modus operandi a poner en marcha en nuestras organizaciones.

Nada será igual a partir de ahora. Viejos y trasnochados esquemas organizativos se han visto seriamente trastocados por la pandemia, lo que obliga a reinventarnos mediante profundas y bien meditadas medidas que permitan adaptarnos a los cambios habidos y a los que previsiblemente van a producirse en el el futuro inmediato.

Para quienes tienen la responsabilidad de diseñar e implementar los nuevos sistemas y procedimientos organizativos de cara a la próxima campaña —que anticipo será dura y complicada—, recomiendo una lectura atenta y pausada sobre determinados aspectos tales como: la gestión de los recursos humanos, el seguimiento y control de trabajos, la documentación de auditoría y la gestión de la calidad interna, entre otros.

Es cierto que muchos de los comentarios vertidos en este artículo han quedado desbordados por los recientes acontecimientos, sin embargo una gran mayoría mantienen su plena vigencia y cuya implantación se ha convertido en una necesidad prioritaria. Especialmente útil resultará para la preparación de las reuniones de socios que, ahora más que nunca, deberán abordar y decidir con urgencia sobre las estrategias y planes futuros con los que responder a los nuevos retos provocados por la crisis.

Como indiqué en el anterior post, las referencias del artículo al borrador del reglamento de la Ley de Auditoria publicado por el ICAC en octubre de 2018, y en concreto al desarrollo del artículo 28 sobre la organización interna de los auditores, no es de aplicación en cuanto que, de momento, el nuevo texto reglamentario, cuya publicación está prevista para finales de este año, no lo desarrolla ya que lo será posteriormente mediante resoluciones específicas a publicar por el Instituto.

Acceso al artículo en PDF

Esteban Uyarra Encalado

17 de agosto de 2020

Otros artículos sobre la organización de los despachos: Medidas y estrategias seguir por las pequeñas y medianas firmas de auditoría ante la crisis (octubre 2010) (Acceso PDF)

Sin comentarios | Leído 37 veces
Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Hacer ping no est? permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *